milhoja morcilla

Elaboración

  • Primero, pelamos y partimos las patatas en láminas muy finitas y las freímos en una sartén con muy poquito aceite. Una vez doraditas, incorporamos la morcilla y dejamos rehogar hasta que la morcilla esté tostadita. Apagamos el fuego, incorporamos los huevos y el queso de cabra, y reservamos.
  • El siguiente paso será cortar el calabacín en finas láminas, y pasarlo por la plancha vuelta y vuelta.
  • Una vez preparado el relleno y el calabacín, abrimos la pasta filo y cortamos las láminas con tijera adaptándonos al tamaño del molde que vayamos a utilizar. Extendemos 3 capas sobre el molde y colocamos sobre las láminas la mitad del relleno de morcilla; colocamos 2 capas de pasta filo y ponemos encima las láminas de calabacín y queso mozzarella; volvemos a poner dos láminas de pasta filo y echamos la otra mitad de relleno que teníamos reservado. Para finalizar, colocamos 3 láminas de pasta filo y espolvoreamos queso mozzarella y orégano por encima, y las metemos al horno 15 minutos para que se gratine y se dore la pasta.

Así de fácil y de rápido tendríamos nuestras deliciosas milhojas.

Para esta receta puedes elegir entre diferentes productos de La Abuela Julia: picadillo de morcilla, de arroz, de cebolla o de pincho.