ELABORACIÓN:

  • Primero, hacemos un majao con el ajo, el aceite de oliva y un chorro de limón (utilizamos solo un ajo porque las chuletas ya tienen un adobo al ajillo, y si no quedaría demasiado fuerte de ajo, tampoco añadiremos sal, puesto que ya vienen preparadas a punto de sal).
  • Ponemos el majao en un bol junto con las chuletas y las dejamos macerar 1 hora en la nevera.
  • Pasado este tiempo, hacemos a la plancha las chuletas y, a continuación, vertemos el caldo de macerar las chuletas hasta que espese un poco. Así las chuletas quedaran súper jugosas.
  • Para acompañar estas riquísimas chuletas podemos preparar como guarnición unas patatas al microondas; muy fácil: lavamos las patatas y metemos al micro 15 minutos aproximadamente, y cuando veamos que están blanditas las sacamos, pelamos y aliñamos con un chorrito de aceite de oliva y sal.

¡¡Buen provecho…!!