El pavo no solo se come en Navidad: ¿Conoces sus beneficios y propiedades?

Al pensar en el pavo como plato, en la mayoría de ocasiones se nos viene a la mente la entrañable estampa de una familia reunida el día 25 de diciembre en torno a una mesa en cuyo centro se encuentra un lustroso pavo, y si bien es cierto que se trata de una comida realmente deliciosa, restringir el uso de este tipo de carne a un solo día durante todo el año sería un desperdicio.

Por su carácter saludable y su precio económico, la carne de pavo merece estar en los primeros puestos de nuestra lista de la compra.

Repasemos sus principales beneficios y propiedades.

  • Su composición muestra un 75% de agua, lo cual se traduce en un bajo nivel calórico (una ración apenas supera las 150 calorías).
  • Se trata de un alimento con alta concentración proteínica , albergando aminoácidos esenciales ineludibles para un correcto funcionamiento del organismo.
  • Apenas contiene grasa y colesterol, lo cual la convierte en una de las carnes más ligeras y que más conviene a nuestra salud.
  • Contiene minerales como el magnesio, el zinc, el potasio, el fósforo o el selenio, y un amplio abanico de vitaminas del grupo B (este tipo de es imprescindible en el desarrollo de procesos fisiológicos de carácter metabólico, cognitivo y cardiovascular) como son la niacina, la vitamina B6 y la B12.

Si deseas conocer todos los productos elaborados a partir de carne de pavo de La Abuela Julia, te invitamos a visitar nuestra página de productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *