La Abuela Julia lleva a cabo un riguroso control de calidad aportando seguridad alimentaria al consumidor final

Medidas Preventivas ante la seguridad alimentaria y actividad laboral

El estricto control por parte de las autoridades europeas y españolas en  estos últimos meses, ha duplicado el conocimiento en la importancia que tiene cumplir los requisitos de seguridad alimentaria. 

Centrados en la calidad y la seguridad de nuestros productos

La Abuela Julia  ha tenido como objetivo cubrir la demanda en alimentación a los ciudadanos de diferentes puntos de España durante el confinamiento, además de aportar solidaridad con los más afectados en esta crisis sanitaria, con la donación de una importante cantidad de productos cárnicos.

Actualmente, los controles de calidad en nuestras instalaciones se llevan a cabo de forma exhaustiva y rigurosa, según la Política Actual de la UE.  Los requisitos básicos para cumplir un proceso de producción óptimo son:

  • Asegurar el bienestar animal
  • Contribuir a una alimentación segura y nutritiva a los ciudadanos.
  • Poner en conocimiento, la transparencia acerca del origen y procesos de carnes y derivados para la mayor tranquilidad del consumidor final. Para ello, se debe llevar a cabo de forma correcta el contenido y etiquetado de los productos.

Medidas Preventivas ante la seguridad alimentaria y actividad laboral

 

Medidas preventivas en las instalaciones de La Abuela Julia

Además de las recomendaciones actuales a nivel de producción, tenemos la responsabilidad de potenciar las medidas preventivas necesarias, pudiendo mantener la actividad laboral en nuestras instalaciones y contribuir a frenar la propagación del virus.

Por ello, todos nuestros trabajadores, clientes y proveedores, llevan a cabo una serie de medidas implantadas durante la actividad laboral y visitas.

 

  • Dispensador de gel hidroalcoholico
  • A cada trabajador se les ha proporcionado mascarillas homologadas lavables.
  • Cámara termográfica y fichero con toma de temperatura.
  • Se ha habilitado una habitación camilla, donde se realizan los test de coronavirus IgM/ LgG.
  • Adaptación de procesos productivos y de oficina para conseguir distancias de separación.
  • Cierre de zonas comunes para evitar aglomeraciones.
  • Fomento del teletrabajo en base a cada puesto del trabajador en la actividad laboral.
  • Inversión en la digitalización de documentos de empresa para evitar el contacto con papel.
  • Señalización con cartelería con la representación de normas en todos los puntos de las instalaciones.
  • Colocación de sensores en las diferentes puntos de entrada y salida de las instalaciones para evitar el contacto.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *