Dieta equilibrada y ejercicio: El mejor propósito para Año Nuevo

dieta equilibrada y ejercicio

Las dietas estrictas son muy diferentes a los hábitos alimentarios habituales de la mayoría de las personas. Al final de la primera semana, el aburrimiento y el hambre a menudo te tientan a abandonar tu resolución de Año Nuevo.

Sí, somos La Abuela Julia y somos productores de productos cárnicos, pero también somos conscientes de que una dieta rica en fruta, verduras e hidratos de carbono es fundamental para nuestra salud.

Por eso, hoy queremos hablar sobre la problemática que puede venir dada de la mano con los propósitos de Año Nuevo. Es cierto que en las navidades se llevan a cabo excesos gastronómicos y se sobrepasan las costumbres alimenticias. Pero, igualmente de perjudicial pueden ser las dietas extremas, los ayunos radicales y los cambios drásticos en nuestra alimentación.

Pérdida rápida de peso

Algunos programas de pérdida rápida de peso son poco más que dietas de hambre, y aunque es poco probable que un período corto de restricción calórica dañe a alguien sin problemas de salud, no son seguros para todos.

Las personas con diabetes deben tener especial cuidado, ya que las dietas de choque pueden provocar ataques de hipoglucemia (bajo nivel de glucosa en la sangre). Los dolores de cabeza, las náuseas, la fatiga y el estreñimiento son efectos secundarios tempranos comunes de las dietas muy bajas en calorías. La ingesta inadecuada de proteínas, minerales y vitaminas también puede llevar a problemas musculares, óseos y nerviosos a medida que pasan las semanas. Por lo que el pack dieta equilibrada y ejercicio, serán tu mejor aliado no sólo a principio de año sino el resto de estaciones.

Objetivos realistas

No hay formas ultrarrápidas para perder peso que sean confiables y seguras para que las prueben, y muchas de las afirmaciones más salvajes son puras. Es mucho mejor establecer objetivos y escalas de tiempo realistas al comienzo y hacer pequeños ajustes a sus patrones habituales de alimentación y actividad con los que puede vivir.

El tamaño reducido de las porciones, los tipos de alimentos más «completos» y un aumento moderado pero regular en los niveles de actividad pueden ser sorprendentemente efectivos y no es necesario que se aparten radicalmente de su estilo de vida actual.

Desde La Abuela Julia os deseamos a todos lo mejor en este 2019 y que empecéis el año cumpliendo vuestro deseos y propósitos. Con una dieta equilibrada y ejercicio, y acompañando vuestras jornadas con ejercicio y deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *