Consejos para cocinar tus hamburguesas

Como cocinar hamburguesas

Hoy daremos a conocer ciertos consejos que, si aun no los conoces, te serán de gran utilidad a la hora de cocinar a la perfección tus hamburguesas.

Nuestras hamburguesas de La Abuela Julia serán un buen punto de partida para contar con un producto de gran calidad, y podrás escoger entre nuestras burger mixta de pollo y burger mixta de ternera.

Lo primero, sazonaremos con una pizca sal y pimienta, pero dando sólo un toque suave, ya que el exceso de sal puede afectar a la jugosidad de la pieza.

Prepara tu parrilla de carbón. Configura el carbón de la parrilla extendiéndolo uniformemente hasta que tengamos una temperatura óptima (más o menos aquella que nos permita maniobrar con las pinzas o “espátula” de cocina 4/5 segundos sin quemarnos).

Coloca las hamburguesas en la parrilla hasta que estén doradas y crujientes por una de las caras, esto serán unos tres o cuatro minutos. Importante, ten cuidado de no chamuscar la carne o presionar las hamburguesas con la espátula mientras cocina, podrías exprimir todos los jugos sabrosos y se perderán en el carbón de la parrilla. Transcurrido este tiempo daremos la vuelta a nuestras piezas para seguir cocinando por la otra cara.

Una vez que las hamburguesas están correctamente doradas por las dos caras, colocaremos las hamburguesas de manera que ya no estén directamente sobre las brasas (en zonas de la parrilla donde el calor no sea tan directo). Si nuestra parrilla dispone de tapa, cerraremos sobre la barbacoa y continuaremos cocinando hasta que alcancen la temperatura deseada y nuestras hamburguesas queden bien asadas por dentro.

Perfeccionaremos al gusto con nuestro panecillo favorito y un queso que se derrita sobre nuestra carne y nuestro paladar. Podremos dorar los panecillos con el queso en la propia barbacoa (una maniobra que requiere atención y rapidez) y cuando lo tengamos apunto podemos colocar y montar nuestra deliciosa Cheese Burger. Estamos convencidos que muchos estaréis pensando en unas crujientes tiras de bacon  que se harán de forma rápida y sencilla justo cuando dejamos reposar (asando) nuestras burges en la parrilla.

Importante, servir inmediatamente. No hay necesidad de “descansar” una hamburguesa. Ya puedes servir en la mesa y empezar a disfrutar, utiliza tus salsas favoritas pero, respeta la carne, un ligero toque de kétchup y mostaza pueden ayudar a potenciar los sabores de nuestras burger, pero no debemos arruinarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *