Jamón serrano: ¡Saludable y delicioso!

jamon serrano nutricion

Cada vez más nos preocupamos por nuestra salud, y si antes era poco frecuente ver a un consumidor informarse acerca del listado de ingredientes que un producto contenía, ahora es una práctica mucho más habitual, así como la de atender al aporte calórico del mismo, aunque esto responda más a una cuestión de estética que técnica.

Y no es de extrañar; la alimentación es el pilar básico que mantendrá nuestro organismo sano, y cuidarla nos puede evitar muchos problemas a corto y largo plazo.

El jamón serrano es un producto acerca del que todos coincidimos en su delicioso sabor, pero esta unanimidad no se ve del todo reflejada en lo que a su valor nutricional se refiere.

Jamón serrano: ¿Es saludable?

La respuesta es sencilla: ¡Por supuesto!

El jamón serrano es un alimento arraigado en la cultura mediterránea y en su dieta, un modelo de vida que es ejemplo e imitado en el resto del mundo. Como es evidente, dependiendo de su elaboración sus propiedades varían, pero si hablamos de un producto de la máxima calidad y hecho a partir de la más pura tradición charcutera, como es el caso de La Abuela Julia, el jamón serrano nos ofrece muchos y muy variados beneficios: proteínas, vitamina B1, sodio, hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc, ácido fólico, etc.

Todas estas propiedades repercuten en nuestra manera, de tal manera que, por ejemplo, nos ayudará en momentos de debilidad del organismo o cuando nos encontremos con menos fuerzas, nos aportará grasas insaturadas beneficiosas para nosotros, mantendrá estables los niveles de colesterol, nos ayudará a prevenir deficiencias óseas, contribuye a mantener el sistema inmunológico…y todo ello con unos índices calóricos óptimos.

Cabe señalar que, como todos los alimentos, ha de ser consumido con moderación a fin de mantener una dieta lo más variada posible, y que, como hemos mencionado, la elaboración de esta joya gastronómica puede variar; uno de los aspectos más a tener en cuenta en este sentido es la cantidad de sal que tenga, siendo esto especialmente relevante para aquellas personas que han de mantener una alimentación baja en sodio, debiendo optar por los menos salados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *