El secreto de La Abuela Julia y la curación de sus embutidos

Control de calidad embutidos La Abuela Julia

En las instalaciones de La Abuela Julia, llevamos a cabo todos los procesos en cuanto al embutido se refiere. Para conservar su buen estado, uno de los procesos más importantes en su desarrollo, es la curación de embutidos además de su control de calidad.

Después del proceso de embutido, vendría el proceso de secado.  Antes de nada, se siembra una flora (moho blanquecino que cubre el salchichón y el chorizo) que nos aportará presencia casera, aroma y sabor).

Descubre el proceso de curación en los embutidos de La Abuela Julia

Una vez tenemos sembrada la flora, meteremos a estufaje. Este proceso consiste en orear el producto metiéndolo en un secadero con aire caliente a unos 25º con una humedad del 95%, y lo dejaremos aquí dos días.

Pasado este tiempo cambiamos la función de las máquinas  y empezaría el proceso de secado. Para ello, es necesario quitar el calor dejando únicamente la función de aire a 10,5 a 12,5 manteniendo una humedad aproximada del 75% 80% aquí lo dejamos unos 18 o 20 días.  

Una vez hayamos terminado esta primera parte del proceso de secado, llevamos las piezas de embutido a la bodega, donde se mantendrá a una temperatura de 4º durante una semana.Como proceso final, sería el envasado para su venta.

Un preciso control de calidad, consigue conservar la esencia charcutera de La Abuela Julia

Lo más importante es controlar el PH. Por ello, durante todo el proceso de curación, se hacen exhaustivos controles en el PH, para que este se mantenga por debajo de 5. Con estos parámetros conseguimos que la carne ligue y se aglutine. Además, conseguiremos el sabor secreto de nuestros embutidos. 

También se hacen mediciones en la actividad del agua. En la cual, tenemos como parámetro principal 0,95. Por debajo de este dato, nos indica que el producto ya está curado.

En nuestras instalaciones se hacen diariamente controles organolépticos del producto y análisis microbiológicos. Además, con periodicidad mensual, se manda analizar a un laboratorio externo para un mayor control de listeria y salmonelosis. Por lo tanto, en La Abuela Julia aseguramos la tranquilidad del consumidor, mediante a un control totalmente seguros de nuestros alimentos.