Otras formas de cocinar la carne para que quede blanda y jugosa

Cuando cocinamos platos, en los que la mayor expectación está en el punto de cocinado de la carne, nos encontramos con un hándicap. El de cómo cocinar la carne para que quede blanda y jugosa. En este artículo te contamos algunos de los secretos de la abuela, que permanecen a lo largo de los años para elaborar recetas donde la jugosidad de la carne, juega un papel fundamental.

Una carne blanda y jugosa tiene secretos

Uno de los factores más importantes a la hora de conseguir una carne blanda y jugosa, está en la elección del producto. Elegir un producto de calidad te ayudará a conseguir ese punto perfecto al cocinar los platos de Navidad o para cualquier otra reunión que hagas en casa.

Uno de los trucos más populares en la cocina española es la de golpear la carne. El objetivo es romper las fibras que forman los tejidos. Así quedará una carne más tierna facilitando su ingesta al masticarla.

Otro método considerado tradicional, es el de ablandar la carne con salmueras y salazones. En este caso, la sal relaja las proteínas de la carne y así se consigue ablandar. Basta con cubrir la pieza de carne por ambos lados con sal, y dejarla reposar durante un periodo de tiempo de 30 minutos aproximadamente. Una vez se haya completado el tiempo, se debe enjuagar y secar bien antes de cocinarla.

Al igual ocurre al marinar las piezas de carne antes de cocinarlas. Esta técnica es muy efectiva, y una de las más utilizadas, ya que se utilizan ingredientes ácidos, y al cocinarse junto a la carne hace que esta se mantenga más tierna y jugosa.

También, se conoce como secreto hervir previamente la carne para ablandarla. esta técnica es muy utilizada para la elaboración de guisos y estofados.

Las diferentes líneas de productos de La Abuela Julia, cuentan con la calidad exigida por los controles de calidad, de tener presentes las necesidades de los consumidores, sin perder la tradición que les diferencia.