Consejos para la cesta de la compra en las cuestas de enero y febrero

cesta de la compra cuesta de febrero

Llenar la cesta de la compra es un gasto muy representativo de todos los hogares, especialmente de aquellos con familia numerosa.

Más si cabe, durante estas fechas tras las señaladas y exigentes navidades. Donde el precio de la cesta de la compra se dispara con productos más exclusivos. Es por ello que enfrentarse a las tan temidas cuestas de enero y febrero suponen todo un reto a la hora de pasar por el supermercado.

Nosotros, somos claros defensores de la buena alimentación y de contar en casa con una dieta equilibrada que vendrá dada por los productos que adquiramos en tiendas y supermercados. Seguramente haya otros gastos superfluos en nuestra economía de los que podamos prescindir, antes de entrar en el detrimento de la calidad de los productos de nuestra cesta.

Pero, es cierto que una compra bien estructurada y consciente nos puede ayudar a ahorrar unos euros de forma eficiente a la hora de llenar nuestra cesta de la compra.

Por ello, hoy queremos dejaros aquí una serie de mini consejos y claves que pueden ser útiles para hacer que la cuesta de febrero no lo sea tanto:

  • Ir al supermercado con una lista de la compra clara y concisa de lo que necesitamos, e intentar ajustarse y ceñirse a lo que pone en ella.
  • Planificar las comidas para la semana antes de ir a hacer la compra, dependiendo de las veces que solamos ir al súper durante el mes. Cierta organización también nos evitará olvidos y tener que ir todos los días a la tienda.
  • Comprar cuando se tiene energía y no se está desgastado por un día lleno de tareas. Es más fácil concentrarse y tomar decisiones sabias cuando se tiene energía y no hay preocupaciones.
  • Comprar en tiendas familiares y cercanas ayuda a conocer el entorno, sentirse en conexión con nuestros vecinos, y disfrutar de un trato amable fuera de ambiciosas ofertas de grandes superficies.
  • Conocer los productos de temporada siempre favorecerá el resultado final de la cesta. Los precios serán más ajustados y además el producto seguramente sea de mejor calidad.
  • Organizar los armarios y cajones de almacenamiento de alimentos es importante. Así como conocer la caducidad de los mismos. Tanto los que vamos a comprar como lo que tenemos en la despensa.
  • Una buena organización de la nevera y el congelador nos ayudará también a planificar la cesta de la compra y, nos facilitará futuras recetas y comidas en los próximos meses.
  • Y por último, paciencia y relax a la hora de hacer la compra. Es importante ir con tiempo y sin mucho apetito. Según algunos estudios llenar la cesta de la compra con el apetito abierto nos puede llevar a comprar demasiados productos azucarados.

Desde La Abuela Julia os animamos a todos a llevar un estilo de vida saludable, y una dieta rica, variada y equilibra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *