¿Por qué consumimos cada vez más carne de pollo? ¡Conoce sus beneficios y diferentes productos!

carne pollo

Quienes tengan más memoria recordarán la carne de pollo como un artículo de difícil acceso debido al precio que antes costaba, hecho que en la actualidad ha sido modificado debido a la modelo de cría intensivo, un nuevo modo de producción que redunda en un mayor rendimiento que pueda ajustarse a la alta demanda de este tipo de carne reduciendo su coste notablemente.

Por ello, en los últimos años hemos visto como la producción de este tipo de carne a nivel mundial ha experimentado un crecimiento de más del 75%.

Los beneficios nutricionales de la carne de pollo

Sin duda, la carne de pollo es una de las que más beneficios para nuestra salud alberga: se trata de un alimento con una elevada concentración nutrientes, compuesto principalmente por agua (en torno al 70%); sus proteínas significan en torno al 20% de su composición; sus índices de grasa son muy bajos, y apenas suponen un porcentaje siempre inferior al 10%.

La carne de pollo contiene grandes aportes minerales (hierro, magnesio, zinc, etc.) y vitamínicos (retinol, vitamina b6 y b12, etc.)

En cuanto a la grasa, podemos identificar dos tipos de productos elaborados con carne de pollo: aquellos que mantienen la piel del animal o los que no la conservan.

Este tipo de carne es especialmente saludable, y sus nutrientes contribuyen a restaurar los tejidos corporales, a salvaguardar el sistema nervioso o a mantener en buen estado nuestra piel, además de favorecer el desarrollo de determinadas funciones del organismo, entre otros muchos beneficios.

En lo que a su ingesta se refiere, se trata de una carne de fácil digestión, popular en dietas en las que se pretenda perder peso o aumentar la musculación, y que resulta deliciosa por la variedad que existe en su preparación: cocida, a la plancha o asada es una excelente opción para utilizar como base de múltiples y deliciosos platos.

En La Abuela Julia queremos ofrecerte el abanico más amplio de productos derivados del pollo con la que confeccionar platos sorprendentes a la vez que saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *